Reestructuración de deuda

Negociamos el mejor acuerdo con tus acreedores

Mejora tu situación financiera de manera rápida y sin complicaciones con un acuerdo de reestructuración de deuda. 

¿Por qué reestructurar mi deuda?

Si eres un deudor con ingresos que está teniendo dificultades para afrontar el pago de tus obligaciones debido a las elevadas cuotas o intereses, puedes alcanzar un acuerdo de reestructuración de deuda que te permita cumplir cómodamente con tus obligaciones.

¿Qué beneficios tiene?

Es una manera relativamente rápida de revertir una situación de insolvencia o las dificultades económicas transitorias cuando el deudor tiene capacidad para afrontar el pago de las obligaciones en unas condiciones más favorables.

La negociación se hace al margen de procedimientos extrajudiciales reglados, por lo que si fracasan las negociaciones no se compromete la situación del deudor, que siempre podrá acudir al acuerdo extrajudicial de pagos en un momento posterior.

¿Qué puedo conseguir?

Por lo general, un acuerdo de reestructuración de deudas puede consistir en:

  • Reunificación de deudas
  • Aplazamiento de la deuda
  • Condonación de parte de la deuda
  • Aumento del período de amortización
  • Reducción de las cuotas

Con independencia de los términos, el acuerdo está destinado a que el deudor pueda satisfacer sus deudas según su capacidad económica sin necesidad de acudir a mecanismos preconcursales o concursales.

Caso real cliente

Micropréstamos: 130 euros/mes

Tarjetas de crédito: 210 euros/mes

Préstamo personal: 370 euros/mes

Sin Sayonara Deudas

El cliente paga 710€/mes

El deudor no puede afrontar la deuda con sus ingresos.

Con Sayonara Deudas

El cliente paga 290€/mes

El deudor vuelve a ser solvente.

¿Problemas con tu hipoteca?

En Sayonara Deudas podemos ayudarte a renegociar los términos de tu hipoteca y evitar que el banco inicie ejecuciones contra ti.

Solicita asesoramiento

casa dación en pago

Más de 4,5 millones de deuda reestructurada

¿Cómo lo hacemos?

Estudio financiero

Se recaba información y documentación sobre la situación económica del deudor para su estudio.

Plan de viabilidad

Se elabora un plan de viabilidad para solucionar la situación económica del cliente.

Negociación acreedores

Se negocia el acuerdo de reestructuración buscando los términos más favorables para el cliente.

Preguntas frecuentes

Es posible que te surgan dudas. En la siguiente sección respondemos alguna de las preguntas que con más frecuencia nos plantean nuestros clientes cuando conocen a Sayonara Deudas.

La reestructuración de la deuda no tiene que implicar necesariamente la extinción de las deudas. Se trata de revertir la situación de insolvencia del deudor llegando a un acuerdo que le permita afrontar sus obligaciones. Este puede consistir en una condonación de parte de la deuda, un período de carencia, incremento de los plazos de amortización o la reunificación de las deudas.

La reestructuración de la deuda es recomendable para aquellos deudores que puedan afrontar el pago de sus obligaciones en unas condiciones más favorables. En definitiva, significa que el deudor debe tener cierta solvencia, de lo contrario la negociación será inviable.

También es indispensable que no haya sido incluido en ningún listado de morosidad, si bien cuando lo haya sido de manera injustificada no debe suponer un problema.

Es recomendable que el cliente esté al corriente de pago con sus obligaciones, pues es un indicativo de solvencia, si bien dependerá del tipo de deuda y de la situación particular del deudor.

Te cobraremos una cuota fija por la gestión del expediente, elaboración de la documentación y negociación con los acreedores. En caso de que el acuerdo de reestructuración sea aceptado por tus acreedores, cobraremos un porcentaje en función del ahorro que consigamos para el cliente.

Además, la operación de reestructuración puede conllevar unos gastos adicionales. Por ejemplo, comisiones por cancelación anticipada de crédito, comisiones de apertura o, en definitiva, gastos derivados de la formalización de documentos.

En caso de que las entidades financieras no acepten la propuesta, es posible iniciar un acuerdo extrajudicial de pagos y/o solicitar la declaración de concurso para conseguir la cancelación de la deuda que pretendía reestructurarse.

Más información

¿Quieres saber más?

Si quieres saber más sobre la Ley de Segunda Oportunidad, te invitamos a que eches un vistazo a nuestros blog donde te explicamos con más detalle cómo cancelar tus deudas y en qué consiste el procedimiento.

Enviar mensaje
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Tienes dudas o preguntas? ¡Estamos aquí para ayudarte!